martes, septiembre 28, 2021

QUIÉNES SOMOS

La Asociación para la Lucha Contra las Enfermedades Renales de Jaén se crea el 22 de julio de 1977, teniendo como objetivo el reivindicar las necesidades, que en esos momentos, tenían los pacientes renales, principalmente el acceso de todos los pacientes al tratamiento de diálisis y la promulgación de una nueva ley de trasplantes, que impulsará este tipo de operaciones en nuestro país.

El 19 de septiembre de 1980, la asociación queda registrada con el número 519, sección primera en el Registro Provincial de Asociaciones y la Delegación de Gobierno de la Provincia de Jaén quedando así aprobados sus estatutos. Con posterioridad, ALCER Jaén es Declarada de Utilidad Pública el 9 de mayo de 1984 con el número de registro 37240.

El objetivo de la asociación es contribuir a mejorar la calidad de vida y asistencial de todas las personas afectadas con enfermedad renal, así como el asesoramiento de sus familiares y la prevención y lucha contra estas enfermedades, además de informar y sensibilizar a la población en general de la importancia de la donación de órganos.

Fines específicos recogidos en el artículo 7 de los Estatutos de ALCER Jaén.

 

  1. La asistencia e información a las personas con enfermedades renales en los aspectos de salud, social, psicológico y nutricional, especialmente en lo concerniente al fomento y promoción de esa asistencia integral por el equipo de profesionales facultativos y personal sanitario especializado.
  2. Fomentar la investigación de los problemas que plantean las enfermedades renales en sus aspectos médicos-asistenciales y socioeconómicos, así como de la prevención de las mismas.
  3. Garantizar una vida sana y promover el bienestar de personas con enfermedades renales en todas las edades es esencial para el desarrollo sostenible. Difusión de la información sanitaria popular para dar a conocer la existencia de estas enfermedades y sus posibles soluciones terapéuticas, así como sus múltiples aspectos sociales y jurídicos.
  4. Crear centros especializados en el tratamiento de las personas con enfermedades renales, así como las estructuras e instituciones para ello.
  5. Colaboración con todas aquellas personas o entidades u organismos públicos o privados, cuya actividad puede conducir a la consecución de los fines de la Asociación, participando en la elaboración de programas y proyectos.
  6. La difusión de información acerca de la donación y trasplantes de órganos.
  7. Divulgar los derechos que asisten a las personas con enfermedades renales mediante la promoción de las normas jurídicas que permitan la resolución de la problemática que afecta al colectivo.
  8. Promover la ayuda mutua y el auto-cuidado.
  9. Promover el crecimiento económico inclusivo y sostenible, el empleo y el trabajo decente para todas las personas con enfermedades renales de la provincia de Jaén mediante la orientación e intermediación laboral, la formación y creación de empleo.
  10. Impulsar la formación de un equipo de personal voluntario que asista a las personas con enfermedades renales.
  11. Demandar apoyo y servicios para las unidades familiares de las personas con enfermedades renales y fomentar  el asociacionismo de las mismas.
  12. Velar y salvaguardar los derechos de las personas con enfermedades renales en edad infantil y juvenil, en orden a reclamar y potenciar su formación, sus necesidades rehabilitadoras y de calidad vida así como sus expectativas de participación social y económica, además de fomentar su cohesión e incorporación oportuna al movimiento asociativo. A tal fin  se podrá crear una sección juvenil o una sección del menor.
  13. Lograr la igualdad entre los géneros y empoderar a todas las mujeres y las niñas con enfermedades renales. La igualdad de género no solo es un derecho humano fundamental, sino que es uno de los fundamentos esenciales para construir un mundo pacífico, próspero y sostenible. Se promoverán los derechos e intereses de la mujer con enfermedad renal en el territorio provincial y en todos aquellos foros nacionales e internacionales que redunden en beneficio de la mujer con patologías renales en orden a superar la doble discriminación, por género y discapacidad que padece. Se fomentarán programas especiales de apoyo e intervención así como el asociacionismo de las mismas.
  14. Promover sociedades justas, pacíficas e inclusivas para las personas con enfermedades renales y familiares. Los conflictos, la inseguridad, las instituciones débiles y el acceso limitado a la justicia continúan suponiendo una grave amenaza para el desarrollo sostenible en la sociedad actual.
  15. Y en general cualquier otra que redunde en beneficio de las personas con enfermedades renales.

MÁS VISTOS

ÚLTIMAS ENTRADAS